Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint
Histórico de noticias
  • Home
    • Alarma por buque a punto de hundirse con más de un millón de barriles de crudo

 Alarma por buque a punto de hundirse con más de un millón de barriles de crudo

22/10/2020 0:00


Foto: Semana

Las alarmas están prendidas por lo que pueda suceder con el buque petrolero venezolano FSO Nabarima, que podría hundirse en el Caribe y causar un enorme desastre ambiental, en caso de que se derramen los más de un millón de barriles de crudo que hay en su interior. 

Se trata de un barco oxidado, propiedad de la compañía Petrosucre, de la petrolera PDVSA y la italiana Eni SpA, que se encuentra en un peligroso estado de deterioro y, en caso de no ser reparado de manera oportuna, podría hundirse y desencadenar un desastre ambiental gigantesco, contaminando las aguas de las costas venezolanas y de naciones vecinas del Caribe, como Trinidad y Tobago, Aruba, Bonaire y Curazao.

La preocupación aumenta porque el gobierno venezolano no ha emitido ninguna comunicación oficial en torno a cuál será la actuación frente a esta problemática del enorme buque, a pesar de haber realizado envíos de barcos para inspeccionar la realidad. 

Plataforma estacionaria
La embarcación, que era utilizada como plataforma estacionaria anclada en el Golfo de Paria con el objetivo de ayudar a la exportación de petróleo venezolano, ha comenzado a inclinarse en su parte delantera derecha lo que genera zozobra, debido al impacto ecológico que pueda ocasionar.
La Comisión de Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de la Asamblea Nacional de Venezuela ha realizado llamados públicos ante el riesgo que corre la riqueza de la biodiversidad de las costas venezolanas y del Caribe.

Le recomendamos: Derrame de crudo en Venezuela: ¿Cómo pasó y qué han hecho para controlarlo?

Su presidenta, María Gabriela Hernández Del Castillo, denunció que el riesgo de derrame por el buque tanque Nabarima aumenta de forma alarmante y reiteró que esta institución ha realizado constantes llamados de alerta públicos a distintas instituciones nacionales e Internacionales hace más de dos meses con el fin de evitar una tragedia ecológica. 

Preocupación en Trinidad y Tobago
Por su parte, el gobierno de Trinidad y Tobago también ha expresado su preocupación ante el posible desastre medioambiental, pues esta es una zona de manglares, santuarios marinos y de aves. En diversas ocasiones se ha comunicado con el gobierno venezolano para tener acceso al caso y poder tomar sus propias determinaciones. Ante ello, Venezuela acordó permitirle a un equipo de expertos del archipiélago cruzar la frontera y llegar hasta el barco.
a situación que sufre el buque Nabarima no es nueva, pero el riesgo es cada día mayor, según muestran las más recientes fotos de la embarcación que muestran como comienza a sumergirse, sin que se estén tomando las acciones para evitarlo. Datos de rastreo marítimo indican que la embarcación se ha hundido unos 14,5 metros, un indicio del exceso de peso.
El director de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, Eudis Girot, ha iniciado una campaña para que el presidente Nicolás Maduro preste atención a la situación. "Invito al presidente de la República a que se monte en un helicóptero, que vaya hasta el Nabarima, que haga él mismo una inspección”, dijo Girot en un video publicado en internet hace unos días. 
Le sugerimos: Más de 450 familias afectadas por derrame de petróleo en río de Nariño  
El directivo asegura que los problemas en sala de máquina continúan, en los generadores eléctricos que funcionan a medias, válvulas motorizadas trancadas y condiciones de trabajo infrahumanas. A su juicio, se trata de una situación muy preocupante porque no hay confiabilidad en los procesos.
El Nabarima es un navío de 264 metros de largo que se cree está lleno casi a su capacidad máxima con 1,4 millones de barriles de crudo, una cantidad casi cinco veces mayor a la que derramó el Exxon Valdez en 1989.
Los críticos del gobierno de Nicolás Maduro y de la deteriorada compañía petrolera estatal señalan que el buque, construido en 2005 por la empresa surcoreana Samsung es ejemplo de la corrupción y malas gestiones del chavismo que han llevado a la quiebra a la industria petrolera, que por décadas brindó prosperidad al país.

Así las cosas, las alarmas siguen encendidas y desde diferentes frente se presiona al gobierno venezolano para que tome acciones que permitan evitar un desastre mediambiental en estas costas. De llegar a presentarse el hundimiento, esta sería segunda emergencia marítima reciente para Venezuela luego de un derrame en la refinería El Palito, producido en agosto pasado, que cubrió de crudo un tramo de 15 kilómetros de playas prístinas en el Caribe.
  

Fuente: Semana

Ocensa
Comentarios

Últimas noticias

Buscar noticias




Etiquetas