Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint
Histórico de noticias
  • Home
    • Petróleo en 2018: un mercado inestable

 Petróleo en 2018: un mercado inestable

28/02/2018 8:00


Foto: El Espectador

Los precios del crudo no deberían descender en los meses por venir más allá de los US$55, “lo que será positivo para la economía colombiana”, dice el analista Daniel Lombana.

De la amistad entre dos históricos enemigos, protagonistas de la industria del petróleo y la evolución del shale (esquistos), dependerá en gran medida la estabilidad de la oferta y la demanda del petróleo en 2018. Rusia y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), antes en orillas diferentes, han acordado extender el acuerdo, que vencía en marzo, sobre recorte de la oferta. “Este acuerdo, que estaba vigente hasta marzo de 2018, fue extendido por nueve meses con revisiones trimestrales, siendo la primera de estas en junio”, advierte Daniel Lombana, analista de investigaciones económicas de la firma Acciones y Valores.

Sin embargo, un mayor precio avivaría la producción del shale en los Estados Unidos, al punto que podría convertirse en uno de los principales productores de crudo en el mundo. “Si bien la OPEP ha mantenido su objetivo de inventario promedio de cinco años desde que comenzaron los recortes en enero de 2016, ahora está considerando otras medidas que podrían cambiar su visión sobre si el mercado está equilibrado”, reseñó la agencia Bloomberg.

Los analistas en el mercado nacional ven problemas ante una reactivación del shale estadounidense. “Los precios sobre US$50/barril en los últimos meses estimularían la inversión en petróleo de esquisto en los Estados Unidos, lo que se traduciría en una producción adicional a futuro. Seguimos considerando que la cotización del petróleo WTI dentro del rango entre US$45-55/barril puede estabilizar la inversión en plataformas de los Estados Unidos y ayudar a equilibrar el mercado en 2018”, apunta Carolina Monzón, economista de Itaú en Colombia.

La producción del país del norte podría subir lo suficiente este año como para satisfacer el aumento previsto del consumo mundial, según la Agencia Internacional de Energía (AIE), señala Bloomberg. “Mantener el precio en el umbral US$60-65/barril-Brent dependerá en buena medida de la producción de shale de Estados Unidos”, advierte un estudio de ANIF.

En el mercado internacional se espera que el precio promedio esté ente los 62-65 dólares por barril para el crudo Ice Brent, durante todo el año, señaló Julio Cesar Vera, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos (Acipet).

El dirigente gremial considera importante tener en cuenta el crecimiento de la producción en Estados Unidos, “que ya está próximo a superar los 10 millones de barriles por día y que en la medida que sigan aumentando su producción por efecto de la optimización y eficiencia que han alcanzado en la explotación de los yacimientos no convencionales, podría colocar en el mediano y largo plazo una presión hacia la baja en los precios, más si en algún momento los países de la OPEP dejan de cumplir sus cuotas de control a la producción, en especial Arabia Saudita”.

Tras alcanzar niveles mínimos en febrero de 2016, el precio del petróleo se ha recuperado hasta los US$60. La razón principal de la caída de los precios fueron el incremento de producción y la disminución de la demanda global, que desequilibraron el mercado a través de una sobreoferta de la materia prima, recuerda Daniel Lombana.

“La extracción de petróleo de esquisto ha permitido que el país norteamericano se convierta en uno de los mayores productores del planeta, liderando la producción global junto con Rusia y Arabia”, dice el analista.

La Agencia Internacional de Energía considera que Estados Unidos podría consolidarse, hacia finales de 2018, como el principal productor de petróleo, desplazando a Arabia Saudita y Rusia, destaca el documento de ANIF.

“El mercado sigue muy volátil”, considera Germán Espinosa, presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol). Admite que el actual es un “equilibrio inestable”, pues hay diversas variables que presionan tanto a la baja como al alza.

Espinosa destaca que la demanda sigue al alza y “lo que es claro para Colombia es que estamos en un nivel que brinda posibilidad de avanzar en la recuperación, que nos ha permitido pasar de 44 taladros activos en enero de 2017 a 114 en el mismo mes de este año”.

La demanda global de petróleo esperada es de 100 millones de barriles diarios para este año. Esto permite suponer que los precios no deberían descender en los meses por venir más allá de los US$55, “lo que será positivo para la economía colombiana en la medida en que incentiva la inversión y mejora los ingresos fiscales del Gobierno”, sostiene Lombana.


Fuente: El Espectador



Ocensa
Comentarios

Últimas noticias

Buscar noticias




Etiquetas